sábado, mayo 18, 2013

¿Resurgirá la polio en el Perú?

En nuestro país va bien eso de piensa mal y acertarás. Con lo sucedido con cuatro recientes casos de polio posvacunal hay que pensar mal, muy mal, de las autoridades de salud. El asunto empezó a mediados del 2011 cuando se conoció de brotes aislados ni más ni menos que en la mismísima Lima (vaya usted a saber qué puede estar pasando en las zonas alejadas). Alberto Tejada, entonces ministro de Salud -amén de árbitro de fútbol, urólogo y cuestionado ex alcalde samborjino, mandó a descartar la existencia de una epidemia (asunto que nadie había mencionado). "Se trata de cuatro niños que presentan parálisis flácida tras ser vacunados contra ese mal. Casos excepcionales relacionados a problemas en su sistema inmunológico", fue lo que dijo el Ministerio de Salud, Minsa. El problema es que nadie explicó cuál era el problema del sistema inmunológico.
Ayer el semanario "Hildebrandt en sus Trece" sacó a la luz a esos cuatro niños, gravemente enfermos de polio por haber sido vacunados. La nota periodística deja en claro que sus padres no fueron notificados, recibieron diagnósticos distorsionados y se les ocultó información clave. Como si no fuera suficientemente perversidad, el Estado incumple con el apoyo prometido.
Ante esta situación, llama la atención que la actual ministra de Salud, Midori de Habich, no haya pronunciado la palabra polio, desde que asumió el cargo. No hablamos aquí de una gripe o un dolor de estómago sino de una enfermedad viral tremendamente contagiosa, paralizante y hasta mortal. Esto para no mencionar lo doloroso que resulta ver a un hijo padecer un mal que roba la niñez, debilita y paraliza. La polio estaba erradicada en el Perú desde 1994. ¿Qué pasó?
Lo de "pensar mal" es porque nunca se conoció investigación o análisis de los lotes de vacunas ni cuál era la supuesta "deficiencia inmunológica congénita" de los cuatro niños infectados por las vacunas.
El presidente de Microsoft, Bill Gates, ha anunciado que su fundación financiará campañas para erradicar la polio del planeta. Más razones para pensar mal. ¿Puede haber elementos en la sociedad global y local capaces de enfermar de la polio, para luego captar millonarios fondos a través de oenegés y resolver un problema que ya estaba resuelto? Puede que sí.
Corresponde ahora a la ministra garantizar el apoyo que requieren esos niños; explicar qué medidas está tomando para evitar contagios; sacar a la luz al menos de qué laboratorio eran esas vacunas; informar si hay reportes en otros rincones del Perú; y qué hace su despacho para evitar más de estas tragedias. Que la banda del ex ministro Tejada dijera "solo son cuatro, no pasa nada" suena a posibilidad de que resurja una enfermedad erradicada del país en 1994. Y eso no puede pasar.

Martha Meier M. Q.

Editora Central De Fin De Semana Y Suplementos

El Comercio, 02 de febrero de 2013



1 comentario:

Jorge Borda dijo...

Creo que el tema pasa por dejar de usar las vacunas OPV.