sábado, diciembre 10, 2016

Partisanos de la mediocridad

El doctor Yong Zhao, uno de los mayores investigadores mundiales de la educación ha escrito: “Es absolutamente impactante y vergonzoso ver a algunas personas, por lo demás racionales y bien educadas, creer que tres puntuaciones de las pruebas de PISA muestran la calidad de sus sistemas educativos, la eficacia de su profesorado, la capacidad de su estudiantes, y la futura prosperidad de la sociedad”.
Siguiendo el razonamiento del Dr. Zhao resulta cómico usar los resultados de la última prueba PISA para intentar defender al ministro de Educación Jaime Saavedra; primero porque buena parte de los investigadores -al igual que Zhao- consideran la prueba una herramienta inútil; y segundo porque aunque no lo fuese los resultados son una verdadera humillación. De hecho, el Perú quedó en el puesto 64, de 70; 46.7% de estudiantes figuran entre los que obtuvieron los peores resultados y apenas 0.6% alcanzó los más altos niveles en la evaluación. ¿Qué defienden, quiénes se desgarran por Saavedra, seguir figurando en los últimos lugares?
Ayer Alfredo Barnechea dijo no entender por qué se sobrevaloraba tanto la gestión de Saavedra ya que “no estamos hablando de una transformación. No ha ocurrido en el Perú lo que ocurrió en Finlandia, que se transformó la educación completamente”.  No le falta razón al ex candidato presidencial por Acción Popular pues por domde se le mire la educación peruana está mal.
Congratularse por una supuesta leve mejora (menos del 4%) en las calificaciones, con respecto a la prueba del 2012, es la inequívoca señal que el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski es el de los “Partisanos de la Mediocridad”, y por eso y muchas cosas más, bien podemos decir que es el de “La Gran Continuación” del humalismo. Amén claro está de que el interpelado Saavedra es un ministro heredado del régimen anterior que trabajó codo a codo con la investigada Nadine Heredia, como tantos otros funcionarios del actual gobierno.
El pensador italo-argentino José Ingenieros sostiene en su libro “El hombre mediocre”  que “Un ideal colectivo es la coincidencia de muchos individuos en un mismo afán de perfección”. En el Perú hay múltiples gentes con distintos afanes, pero el de alcanzar la perfección y la excelencia no es uno de esos afanes. Saavedra y sus aúlicos encarnan la vocación por el fracaso, la tentación del conformismo, la estupidez del eso de que “lo importante es competir y no ganar”.
Y volviendo a la prueba PISA, tan abanicada por los ppkausas como algo de valía no está demás recordar que más de ochenta expertos internacionales concuerdan en que PISA distrae la atención de los objetivos educativos principales como el desarrollo físico, moral, cívico o artístico, reduciendo peligrosamente nuestra imaginación colectiva de lo que debería ser la educación. Valgan verdades, Saavedra debería irse  a su casa o a su burocrático escritorio del Banco Mundial. El asunto es simple, que el ministro inepto y choche de Nadine se vaya, a donde prefiera pero que se vaya, censurado o no, que se vaya que se vaya.
Martha Meier M.Q.
Expreso, 10 de diciembre de 2017

sábado, diciembre 03, 2016

Saquen sus conclusiones II

El sábado pasado en esta misma colum­na enhebramos una serie de hechos aparentemente aislados que refuerzan dos secretos a voces: el rol de facilita­dor que juega el gobierno pepekausa en la vida de la señora Nadine Heredia, y la cercanía de esta con la crema y nata del castro-chavismo y el rojerío del Foro de Sao Paulo. Ver:http://www.expreso.com.pe/opinion/guerra-martha-meier-m-q/saquen-sus-conclusiones/
Nadine Heredia volvió a nuestro país, inesperadamente, ya como funcionaria de la FAO y con licencia sin goce de ha­ber por 15 días según informó esa misma institución.
¿Nadine visitará al presidente Pedro Pablo Kuczynski? ¿Tendrá la gentileza de ir a ver cómo se encuentra su otrora amigo Martín Belaunde Lossio, en su “prisión preven­tiva” sin tener condena alguna? ¿Le dará el pésame a la familia de su ex empleado, el señor Emerson Fasabi, muerto en extra­ñas circunstancias? ¿Como quien tiene la conciencia limpia y dejar constancia su inocencia y que no tiene relación alguna con los hechos por los que se la investiga, la señora Heredia se someterá también a la prisión preventiva? Veremos lo que el tiempo nos depara.
Belaunde Lossio está desde hace 17 me­ses en una clínica y no en un centro pe­nitenciario, gracias a la carta que como congresista de “Alianza por el Gran Cam­bio” envió la actual ministra de Justicia Marisol Pérez Tello. Ver:http://elcomer­cio.pe/politica/justicia/magan-perez-tello-hablo-cambiar-penal-belaunde-los­sio-noticia-1945534
Solo para refrescar la memoria, Alianza por el Gran Cambio fue el partido por el que postuló PPK en 2011, sin éxito. Aque­lla alianza estuvo formada por cuatro partidos: el tradicional PPC; el Humanista (del ex ministro aprista y ex reo vinculado al MRTA, Yehude Simon); Restauración Nacional, del conservador pastor evan­gélico Humberto Lay y Alianza para el Progreso, del empresario César Acuña. Y otra para refrescar la memoria: el pe­riodista Luis Iberico, nuestro actual em­bajador en Roma y representante ante la FAO, es por esas raras coincidencias de las filas acuñistas, pero no seamos mal­pensados y volvamos a Martín Belaunde Lossio…
Como se sabe, el otrora escudero de los Humala es investigado por los casos La Centralita y Antalsis. En febrero de 2015, sin embargo, Cuarto Poder de América TV sacó a luz un supuesto caso de trá­fico de influencias vinculado a Belaun­de. Según la denuncia de tal programa se trató de un “faenón pesquero” para presuntamente beneficiar a la empresa EXALMAR. Ver: http://www.americatv.com.pe/cuarto-poder/reportaje/pesca-martin-belaunde-noticia-15564.
Ahora bien, resulta curioso conocer que el 30 de noviembre del 2015 la pesquera EXALMAR hizo efectiva la renuncia de uno de sus directivos: Pedro Pablo Ku­czynski, nuestro actual presidente.
Y total, ¿para qué estará Nadine visitán­donos?

Martha Meier M.Q.
Expreso, 03 de diciembre de 2016

sábado, noviembre 26, 2016

Saquen sus conclusiones

Nadine Heredia voló a Europa para asumir la dirección de la oficina de enlace de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, en Ginebra, Suiza. Según la congresista Lourdes Alcorta, el gobierno de Kuczynski fue cómplice: “todo estaba arreglado” dijo el jueves informando que Cancillería supo del nombramiento la mañana del lunes, pero guardó silencio hasta la noche anulando la posibilidad de presionar al juez y al fiscal para evitar “que la señora se vaya”. Y hay más.
La reciente protesta de Cancillería por el nombramiento de Heredia le regala argumentos para autoproclamarse “perseguida política”, aunque no será necesario. Ayer la directora de Información de la ONU en Ginebra, Alessandra Velluci, confirmó que Heredia gozará de privilegios e inmunidades propias de la ONU.
Nadine hiló fino. ¿Qué necesitaba para que su plan cocinado desde febrero no abortara? Simplemente un aliado en Naciones Unidas y un embajador en Suiza al que tuviera llegada. Lo primero lo consiguió gracias al canciller pepekausa Ricardo Luna, y lo segundo por su esposo Ollanta Humala, quien usó su prerrogativa presidencial para nombrar en abril a Thierry Roca Rey como embajador político en Suiza. Roca Rey es un diplomático de cuyas capacidades nadie duda, pero resulta curioso que Luna lo haya dejado en el cargo dada su designación directa por Humala.
El embajador en Suiza es hermano paterno de Bernardo Roca Rey, cocinero, ex viceministro de Cultura de Alan García, miembro del Consejo Editorial de El Comercio y presidente de la Asociación Peruana de Gastronomía, Apega. El susodicho es “primito” de esta columnista y hombre cercano a Nadine, comprobable por un sinfín de fotografías, además de su endose a la “embajadora de la quinua” y la elección de Apega a dedo calato para “asesorar” a Qaliwarma.
La hipótesis de la complicidad se refuerza porque “El Comercio” generó dudas sobre una empresaria de reconocida trayectoria, nacional e internacional, cuyo nombramiento como representante permanente ante la ONU era inminente. El diario vinculado al cocinero sembró dudas sobre ella y Luna ratificó a Gustavo Meza Cuadra en la ONU. Listo el pastel, las dos fuentes que pudieron alertar sobre el nombramiento tenían deudas con los Humala.
Un observador de la FAO declaró que “la ex primera dama peruana tiene cero experiencia en desarrollo agrícola, pero vasta experiencia en lavado de dinero y escándalos”. El semanario “The Italian Insider” reveló que el director general de FAO, José Graziano da Silva, nombró a la “ex primera dama peruana, pese a que está bajo investigación por presunta corrupción vinculada al caso ‘Lava Jato’ de Brasil, tierra de Graziano”. El ‘padrino’ de Nadine fue ministro del gobierno de Lula y premió al sacha-dictador Nicolás Maduro por su lucha contra el hambre en Venezuela. El nexo del humalismo con el castro-chavismo y el rojo Foro de Sao Paulo nunca fue más claro.
Martha Meier M.Q.
Expreso, 26 de noviembre de 2016

sábado, noviembre 19, 2016

“Make America great again”

Donald Trump ganó las presidenciales de los Estados Unidos de América pese a la virulenta campaña en su contra de las poderosas corporaciones multi-mediáticas. No fue Hillary Clinton la gran derrotada sino la ‘media’ norteamericana y global.

Allá como acá los medios han olvidado su razón de ser: la búsqueda de la verdad, la difusión del conocimiento, de la justicia y de los valores que perfeccionan las instituciones democráticas y con ello el progreso intelectual, material y espiritual de la sociedad, amén de visibilizar la problemática que afecta a la gente de a pie y buscar soluciones. Por “default” todo eso siempre se tradujo en altos índices de rentabilidad que ya no son usuales en esta rama de negocios; esto porque las marcas siempre se publicitaron para acercarse a sus consumidores y, también, para “apropiarse” de la credibilidad, buena reputación, aceptación y valores positivos del medio. 

La gran prensa -escrita y televisada- agoniza no tanto por las nuevas tecnologías sino por ser hoy tribuna del pensamiento único, del correctismo político y la llamada ideología de género que desembocan en una mono-cultura global a imagen y semejanza de las élites financieras y extractivistas. Al olvidar los medios a sus audiencias, estas les dieron la espalda y la publicidad buscó nuevas rutas.   

   

Más de 250 medios le declararon la guerra a Trump, apenas seis le dieron un respiro cuando entendieron que su discurso nacionalista, proteccionista, de des-globalización para “Hacer a América grande otra vez” había calado hondo. El resto dañó su propia credibilidad con un “anti-trumpismo” que puso en duda las fortalezas de la democracia norteamericana y olvidó lo que esta significa para el mundo libre. Antes de conocerse los resultados electorales, el periodista español Hermann Tertsch recordó que Estados Unidos es “el único gran país de la Tierra que siempre ha vivido en libertad y democracia” y que “Trump ha manifestado siempre su compromiso con la Constitución Americana”.

La receta mediática anti-Trump fue perversa, intentó que los ciudadanos olvidaran que más allá de quien los gobierne su país será, como escribe Tertsch “la misma mejor democracia del mundo[…]con una separación de poderes[…]Y unos controles mutuos y equilibrios que acabarán con el presidente si viola las reglas”.

Los medios no quieren aceptar su derrota moral y ética; ahora intentan convencernos de que las protestas -financiadas por George Soros, especulador financiero y promotor de la narco legalización-, representan el espíritu del gran país del norte. Ojalá dejen pronto su burbuja progre para “Make America great again”.  

Martha Meier M.Q.
Expreso, 19 de noviembre de 2017

sábado, noviembre 12, 2016

Odio que ciega

De un tiempo a esta parte la política se ha convertido en la excusa de un sector de la población para ventilar sus odios, prejuicios y frustraciones personales.Una cosa es mantener intacta una necesaria y saludable indignación frente a las injusticias, la arbitrariedad, la corrupción y la mentira, y otra muy distinta es odiar hasta llegar al punto de mentir sobre alguna autoridad, líder de opinión o empresario que nos desagrada.

El odio es una emoción enceguecedora. Hace poco le pasó factura a un colega periodista de otro medio que en su afán de descalificar al ingeniero José Chlimper por su nombramiento en el BCR, afirmó que este era dueño de Inkafarma, mencionando la concertación de precios de medicinas sancionado por Indecopi. Al día siguiente debió rectificarse pues el mencionado no es dueño de la cadena de farmacias que mencionó. El odio lo ganó y lo llevó a mellar su propia credibilidad. Cuando se odia se cree todo lo malo que puedan decirnos de la persona  de nuestra aversión.

El odio no es buen consejero; nuestros políticos, autoridades, periodistas y líderes de opinión deberían ser los primeros en no promoverlo porque es el simple reflejo de la incapacidad de funcionar adecuadamente en una sociedad imperfecta y defectuosa que nos toca perfeccionar espiritual y moralmente para alcanzar una convivencia armoniosa.

Un cierto sector de nuestros políticos pretenden evitar dicha armonía, y es que ellos solo ganan con un pueblo dividido y polarizado. Y entre los mayores expertos en ese arte de “dividir para reinar” se encuentra el congresista Carlos Bruce, el hombre que escribió en 2011: “Yo he trabajado con PPK y su falta de sensibilidad social garantiza un periodo de convulsión social en el improbable caso de que llegue a la presidencia”. Y mírenlo ahora como el vocero más rabioso y desatinado del presidente Pedro Pablo Kuczynski, el hombre que según Bruce es “garantía de convulsión social”. Bruce solito y por su inexplicable odio anterior a PPK, está condenado a ser lo que es: la caricatura de un malgeniado “Techito”, y punto.

Vivimos rodeados de autoridades y líderes huérfanos de ideales, que solo nos usan para que recibamos sus copas de cicuta y que los jóvenes movilicen su ira por las calles. El Perú necesita entusiasmo, optimismo, ideales y la sana indignación como motores para construir una sociedad que permita a “perro, pericote y gato, comer en un mismo plato”, como nos lo enseñó nuestro santo Martín. Pero los Bruces y demás hierbas procuran vernos agarrándonos a escobazos. ¡Trabajen en vez de cizañar, caray!    

Martha Meier M.Q.

Expreso, 13 de noviembre de 2016

sábado, noviembre 05, 2016

¿Politizar la desgracia?

La madrugada de ayer el fuego consumió Cantagallo, poblado a la ribera del río Rímac donde conviven más de 250 familias de la etnia amazónica Shipibo-Konibo, la única comunidad indígena afincada en Lima. El incendio dejó más de 2.000 afectados, un niño de 11 añaños con quemaduras graves en 55% del cuerpo y a decenas con secuelas por inhalación de humo.

Las primeras familias migrantes Shipibo-Conibo arribaron a Lima en los años 90, al respecto el dirigente Augusto Valles declaró a The Associated Press, AP, que “muchos indígenas migraron a Lima para educarse y trabajar, aunque otros sólo lo hicieron para alejarse de la violencia desatada por Sendero Luminoso”. Fue, pues, el terrorismo y la falta de presencia del Estado, en esos tiempos lo que llevó a que tantos dejaran sus terruños.

En julio del 2000, Alejandro Toledo y Eliane Karp “invitaron” a un grupo de 15 familias Shipibo-Conibo para que participaran en la marcha de los cuatro suyos, una manifestación contra el gobierno del presidente Alberto Fujimori, bancada por el especulador financiero y promotor de la narco-legalización George Soros. Al carecer de medios para retornar a su selva de Ucayali se establecieron en Cantagallo, y pese a la extrema pobreza conservaron sus tradiciones y difundieron su historia, sus mitos, su arte y tradiciones. Ayer ese pedacito de invalorable valor cultural, con sus casas pintadas de paisajes y fauna amazónica y diseños que encierran la cosmovisión de estos peruanos quedó reducido a cenizas.

(Foto: Andina)

Lima es una ciudad tugurizada, desbordada por la migración, desorganizada por el crecimiento no planificado y autogestionario, y la existencia de almacenes y fábricas informales en lugares inadecuados. En la periferia priman las ‘viviendas’ de esteras, cartones, bolsas de plástico y tablones de madera, materiales inflamables, por ello incendios como los de Cantagallo son noticia casi diaria. Ayer, sin embargo, la izquierda intentó usar la desgracia contra el alcalde Luis Castañeda. Culpar al actual alcalde por el incendio es tan perverso como responsabilizar a la pareja Toledo-Karp porque las quince familias invitadas a la marcha de los cuatro suyos se establecieron en Cantagallo, o como denunciar a Soros por financiar el viaje de esas familias a Lima para la protesta.

Las dos congresistas rojitas que por allí pulularon deberían saber que ante el dolor ajeno toca poner el hombro y contribuir con las autoridades pertinentes en bien de quien lo necesita. Rojas al fin creen que dividiendo reinarán. Pobres almas.

Martha Meier M.Q.
Expreso, 05 de noviembre de 2016

sábado, octubre 29, 2016

“Rojocracia” no es democracia

Ya no ya; el Congreso vota mayoritariamente por tres profesionales de trayectoria para integrar el directorio del Banco Central de Reserva, BCR, y los perdedores señalan a los fujimoristas diciéndoles “volvieron a las andadas”. ¿Cuáles andadas? Aquí no caben insinuaciones, estimadísimos zurdos, en democracia gana la mayoría y punto.
Desde hace casi cinco décadas los voceros de la izquierda criolla y sus variopintas vertientes se han dedicado a petardear sutilmente el sistema democrático. “Dictablanda” o “dictadura” bautizaron a todo gobierno que prefirió no aliarse ni convocar a sus microscópicas agrupaciones. Estos mismos siguen llamando revolución a la dictadura militar de Juan Velasco Alvarado que destruyó la institucionalidad política, pero pródiga en cargos para ellos. Por lo visto nuestro rojerío cree que solo hay democracia cuando ellos tienen la sartén por el mango, o comparten buena parte de la sartén.
Las izquierdas agrupadas a regañadientes en el Frente Amplio, FA, cuestionan hoy todo acuerdo adoptado por la mayoría en el Congreso. Usan como excusa que esa mayoría es fujimorista, pero lo cierto es que no soportan ser minoría sin espacio ni poder para tejer alianzas. Su actuar muestra repudio a la voluntad del pueblo, expresada en las urnas. La composición actual del Congreso es la que los electores decidieron.
La bancada roja debería contribuir con proyectos de ley para sacar adelante a nuestro país y elevar la calidad de vida de los más necesitados, algo que todos apoyarán; sin embargo hasta ahora solo nos exhiben pugnas internas por el poder y silencio cómplice ante las corruptelas del toledato (Ecoteva), del humalismo, de las vinculaciones de su candidata Verónika Mendoza con las agendas de Nadine Heredia y del despilfarro de US$ 4,600 millones de dólares para la ‘rehabilitación’ de la refinería de Talara; dispendio vinculado a Humberto Campodónico, su fallido candidato para el directorio del BCR.
Ayer Aldo Mariátegui escribió “¿Qué tanto escándalo hacen la Glave y el Frente Amplio con los otros candidatos del Congreso al directorio del BCR si ellos postularon a Humberto Campodónico, el señor que le está costando varios miles de millones de dólares al Perú por el disparate de la Refinería de Talara?”. Recordemos: Campodónico fue presidente del Petroperú-humalista cuando se decidió lo de Talara (con un sobrecosto de 57% según expertos). Con ese lastre ¿era un buen candidato para el BCR? ¡No!
Ya es hora de que los zurdos entiendan: democracia no es sinónimo de “rojocracia” y mayoría gana; así de simple.
Martha Meier MQ.
Expreso, 29 de octubre de 2017