jueves, julio 02, 2015

Pulpín N° 5

Los opositores a la nueva ley laboral juvenil (‘ley pulpín’) anuncian ya su quinta protesta. Pulpín N° 5 se desarrollará el miércoles 28 de enero, durante la próxima sesión de la Comisión Permanente del Congreso. Marchas van, marchas vienen, pero no hay disposición de la bancada oficialista para derogar una norma cuyos principales detractores son sus supuestos beneficiarios.
El gobierno ha lanzado tardíos spots publicitarios (pésimos) tratando de explicar las virtudes de la vapuleada ley. Nadie se la creerá primero porque parecen creados por un experto en “incomunicación” y porque la contrapropaganda contra la ‘ley pulpín’ ha sido sostenida y ya fijó su mensaje, simple y directo a la vena: recorte de derechos y chibolo barato. Hay que tener mucha experiencia para contrarrestar algo así.
El oficialismo anda sin brújula, no tiene capacidad para enfrentar el desborde juvenil y su “estrategia” para hacer creer que nada pasa es bastante burda. El jueves se intentó tapar la trifulca entre la policía y los jóvenes, acusando a una mujer de querer entregar al ex presidente Fujimori un chip. Esa “noticia” duró un suspiro, constatándose que fue un mal montaje. No es fácil diluir las imágenes de marchas que ya no solo reúnen a jóvenes ‘antipulpín’, sino también a centenares de votantes de ese Humala que prometió darle un giro al país, sabiéndolo imposible. ¿No invocaba acaso Álvaro Vargas Llosa a votar por Ollanta porque “el ‘modelo’ podría adquirir más legitimidad social”. ¿Cuál era el modelo? El liberal y punto.


Los opositores a la “Ley Pulpín” anuncian ya su quinta protesta, en vísperas de la próxima sesión en el Congreso.

La marcha del jueves dejó al menos a 7 policías heridos, varios detenidos, a un periodista sin su equipo de trabajo y al congresista Lescano sin billetera. Hubo infiltrados y algunos violentos le lanzaron pintura verde y trozos de concreto a la policía. La Municipalidad de Lima calcula en más de 26 mil soles (sin incluir mano de obra) la reparación de los estragos materiales de la marcha.
¿Dónde estaban los “democráticos garantes”, mientras los jóvenes eran gaseados hasta la asfixia y la inexperta policía paleada? A ver, aseguran que esa noche el magnate inmobiliario de Ecoteva, Alejandro Toledo, abordó un avión hacia Lima luego de vacacionar en Punta Sal. El Nobel Vargas Llosa no dice nada y solo escribe sobre Cusco, Cuba, Ucrania, “Charlie Hebdo” y así por el estilo; nada de nada de la ‘pulpinada’, ergo le da importancia cero.
Las reivindicaciones de los jóvenes son capitalizadas por frentes y grupos de izquierda. Los chicos y no tan chicos han redescubierto la calle como espacio para hacer escuchar su voz. La mayoría son muchachos bien intencionados que han elegido no disfrutar sus vacaciones este verano. Pulpín N° 5 es la próxima protesta de mucha gente que se siente estafada por “su” candidato-hoy-presidente, que gritaba “Agua sí, oro no” y mantiene hoy bajo prisión preventiva al líder pro agua (o si se prefiere antiminero) Gregorio ‘Goyo’ Santos, alias ‘Comandante Marañón’. Ese candidato-hoy-presidente que prometió más derechos y hasta gas a 12 soles.

Como alguien escribió en Twitter: “Humala ahora da gas gratis”, refiriéndose al exceso de gas lacrimógeno que soltó la policía para dispersar la Pulpín N° 4. ¿Cuántas marchas más son necesarias para que Humala entienda la palabra ‘diálogo’?


Martha Meier MQ.
Editora Central

El Comercio, 17 de enero de 2015

1 comentario:

Beatriz dijo...

Perdón por el off-topic pero creo que le va a interesar leer esto:
http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=24380
Es lamentable que un diario como El Comercio que fue confiscado por la dictadura militar y conocen de primera mano la represión y la mordaza ahora censuran los comentarios de los cristianos, católicos y protestantes, en las noticias a favor del aborto y de la unión civil. Me cansé de insistir, el censor no publica mis comentarios, y no soy la única. Yo los admiraba como una familia respetuosa de la libertad de expresión.